Doom Wiki
Advertisement
Doom Wiki

El Santuario de Ingmore (Ingmore's Sanctum) es un lugar que aparece por primera vez en The Ancient Gods Parte 1, la primera expansión descargable de Doom Eternal.

Es una montaña que se eleva sobre las Ciénagas de la sangre dentro del reino del Infierno y es el hogar de la Tumba de las Almas, donde se guardan las esferas de vida del Padre, del Señor Oscuro y numerosos seres desconocidos. Como fragmento de Urdak, es la única parte del Infierno a la que los Serafines pueden entrar.

Historia[]

El Libro de los Serafines se refiere al Santuario de Ingmore como un terreno sagrado y protegido que sirvió como el primer taller del Padre y un retiro de Urdak, donde se suponía que había formado el reino de Jekkad y al Señor Oscuro (entonces conocido como Davoth).

Aunque Samur Maykr no pudo ingresar a Jekkad, como el servidor de mayor confianza del Padre se le permitió ingresar al Santuario. La santidad de la Tumba de las Almas está protegida por la Prueba de Maligog.

Después de que el Padre se enfrentó al Señor Oscuro y le arrancó la esfera de vida, la colocó en la Tumba de las Almas donde el Señor Oscuro no podría dirigir sus fuerzas directamente. Algún tiempo después, al sentir el creciente peligro del Infierno, el Padre le ordenó a Samur que retirara su esfera de vida del Luminarium y la llevara también a la Tumba de las Almas mientras su conciencia se reformaba en VEGA. También hay catorce esferas de vida más pequeñas almacenadas en la Tumba, que el Libro de los Serafines describe como pertenecientes a dioses inmensamente poderosos que el Padre consideró defectuosos.

The Ancient Gods[]

Parte 1[]

Durante los acontecimientos de The Ancient Gods Parte 1, Samur le encarga al Doom Slayer que recupere la esfera de vida del Padre, ya que Samur cree que puede terminar la guerra contra los demonios y evitar la inminente Transfiguración de Samur. Después de viajar a través de las Ciénagas de la sangre y superar la Prueba de Maligog, un Titán lleva al Asesino hasta el Santuario de Ingmore y encuentra a Samur esperándolo allí. Contra la insistencia de Samur, el Slayer aplasta la esfera del Padre en sus manos antes de tomar la esfera del Señor Oscuro en su lugar.

Parte 2[]

En la Parte 2, el Señor Oscuro se transporta a sí mismo y al Slayer al Santuario de Ingmore durante su batalla.

Después de la destrucción del Señor Oscuro, el cuerpo del Slayer es colocado en un sarcófago en la Tumba de las Almas por los Serafines, en el lugar donde originalmente se encontraba el pedestal de la esfera de vida del Padre.

Advertisement