Doom Wiki
Advertisement
Doom Wiki
DEAG1 Luminarium

El frente del edificio Luminarium.

El Luminarium es una ubicación en The Ancient Gods parte 1, la primera expansión de Doom Eternal. Ubicado dentro de El Holt, una extensión en las afueras de Urdak, el Luminarium fue construido por los Serafines para servir como morada del Padre; también alberga máquinas que son capaces de manipular la esencia de la vida.

Historia[]

Después de que el Padre despojara a los Serafines de sus alas luego de la Batalla de Isonkast, construyeron el Luminarium como un acto de expiación para que sirviera como morada del Padre. Dentro del Luminarium, los Serafines construyeron numerosas obras, incluidas máquinas capaces de fusionar la conciencia de un ser en una esfera de vida, así como de reconstituir esferas de vida en formas físicas; se describe que estas máquinas existen justo fuera de la realidad, aprovechando misteriosas fuerzas primordiales llamadas motores cuánticos de la creación, y se consideran muy superiores a los dispositivos de extracción de almas del infierno.

Para evitar que los Serafines buscaran más poder, el Padre ordenó que sirvieran a todos los que llegaran al Luminarium por igual, independientemente de su alineamiento o motivos, incluido el Infierno. [1]

No se puede derramar sangre dentro del Luminarium; si un ser lo hiciera, perdería el acceso a los poderes de resurrección otorgados por el lugar. [2]

Después de que el Padre se retiró del mundo físico para evitar que el Señor Oscuro le robara su poder, Samur Maykr llevó su esfera de vida al Luminarium. Durante este tiempo, los Maykrs viajaban a Holt para meditar antes de encontrarse con el Padre. Después de que Samur robó la esfera de vida del Padre del Luminarium para transportarla al Santuario de Ingmore, los Maykr perdieron el acceso a él y el camino hacia el Luminarium quedó desatendido y cubierto de maleza. [3]

The Ancient Gods[]

Durante las acciones de The Ancient Gods parte 1, Doom Slayer adquiere la esfera de vida del Señor Oscuro con la intención de llevarla al Luminarium, donde el Señor Oscuro puede ser forzado a adoptar forma física y luego destruido; como era de esperar, cuando llega al Luminarium los Serafines aceptan sin cuestionar la esfera y la reconstituyen, a pesar de la advertencia del Padre de que las consecuencias de esta acción son irreversibles. Cuando el cuerpo físico del Señor Oscuro se restaura, el Slayer intenta dispararle pero no le inflige daño, ya que el Señor Oscuro señala que no se puede derramar sangre dentro del Luminarium.

Entradas del Códice[]

Libro de los serafines - Parte I
Como expiación, los serafines levantaron el Luminarium para el Padre sobre el más antiguo fragmento de Urdak y sintieron un frio orgullo al construir sus maravillas, entre las que se contaban unas máquinas capaces de contener las terribles energías de la esencia misma de la Vida. Para impedir que los serafines buscasen el poder, el Padre ordenó que sirviesen a cualquiera que fuese capaz de llegar hasta el Luminarium. Sus leyes y códigos servirían por igual a cualquiera que lo alcanzase, sin favorecer a nadie.


Libro de los serafines - Parte IX
El Luminarium, dotado de existencia por un susurro del Padre en el mismo instante en que Urdak floreció a su alrededor, se considera el primero de todos los lugares, la más sagrada de todas las tierras. (...) Aquí, en el Luminarium, es donde renacen los dioses.


Referencias[]

Advertisement