Doom Wiki
Advertisement
Doom Wiki

Relacionadas:


D3 DiscoVideo

Cómo se presenta en el juego.

Los discos de video son un componente del PDA (asistente de datos personales) que proporcionan información sobre procedimientos militares, la historia o funciones de las instalaciones de Marte y descubrimientos o artefactos científicos. La mayoría de estos videos contienen información trivial (o propaganda) sobre la UAC y la Base de Marte, pero algunos contienen pistas importantes o información relevante para la trama.

Hay quince discos en la campaña principal de Doom 3, tres adicionales en la campaña de la expansión Resurrection of Evil y solo uno en The Lost Mission.

Ubicaciones[]

Contenido[]

Experimentos de teletransportación
Creador: Richard Meyers
Fecha: 15/11/45
Advertencia sobre la teletransportación de Exis

Mi nombre es Doctor Richard Meyers. Soy un especialista en investigación destinado en Exis Labs. No sé quién escuchará esto pero quería alertar a alguien sobre el desastre en Mars City. ¡Lo que se ha desatado en esta base es un mal inimaginable! Sólo tenemos una pequeña posibilidad de detenerlo.

La investigación en la que participé fue el siguiente paso en la teletransportación. Para contextualizar mi investigación, allá por el año 2115, investigadores de la UAC descubrieron una antigua civilización marciana. En el sitio de excavación de Erebus encontraron un dispositivo de teletransportación marciano. No funcionaba y todos los intentos de ponerlo en marcha resultaron infructuosos. Tomó muchos años, pero los investigadores lograron aprender lo suficiente del dispositivo y otros grabados en las paredes para realizar ingeniería inversa.

El primer prototipo de teletransportador, con nombre en código Proyecto Mercurio, se construyó en Delta Labs y entró en funcionamiento en 2139. Este teletransportador solo era capaz de viajar distancias cortas y transferir cantidades limitadas de materia. Sólo pudimos teletransportar a un único sujeto de prueba (normalmente animales pequeños y chimpancés) a través de una habitación. Una vez que las pruebas se intensificaron y los datos técnicos aumentaron, pudimos fabricar teletransportadores más potentes. En el Sector 3 de Delta Labs, el Proyecto Gemini logró aumentar la teletransportación a distancias mayores. Además del mayor alcance, descubrimos que podíamos comenzar a transportar sujetos de tamaño humano. Fue durante esta etapa que comenzamos a ver los efectos de abrir estos portales a esa extraña dimensión. Nuestra curiosidad científica hizo caso omiso de las advertencias obvias y, bajo la dirección del Dr. Malcolm Betruger, continuamos experimentando.

En el Proyecto Apolo, los ingenieros desarrollaron un teletransportador del tamaño de una habitación en el Sector 4 de Delta Labs. Era capaz de teletransportar a un equipo de tamaño pequeño a destinos en este nuevo plano dimensional. Los equipos de expedición comenzaron a explorar y establecer pequeños puestos de investigación. Sólo podíamos teletransportar equipos pequeños con el teletransportador Delta 4, y esta condición frustró al Dr. Betruger. Poco después del éxito del Proyecto Apollo, se trazaron planes y se ejecutó el trabajo en una nueva instalación: Exis Labs.

En Exis Labs, el objetivo era crear un gran teletransportador, similar en escala al de Erebus. Sería lo suficientemente potente como para transportar equipos grandes, incluso naves de transporte, y eventualmente acortar los viajes interestelares. Betruger estaba tan impaciente por ver los resultados de esta investigación que hizo que los ingenieros comenzaran a trabajar en el teletransportador una vez que la instalación alcanzara el setenta y cinco por ciento de finalización. Hicimos que equipos de expedición establecieran un puesto de teletransportador en la otra dimensión para conectarse con Exis.

Fue en ese momento que comencé a investigar las extrañas historias que escuché en Delta Labs. Logré hackear los registros personales de Betruger sin ser detectado, y lo que encontré me asustó hasta la médula. Betruger se obsesionó con los hallazgos de esta nueva dimensión. Comenzó a impulsar experimentos, sin importar el costo humano. Sus entradas de registro en lo oculto y cómo aprovechar los poderes malignos fueron realmente aterradoras. Los registros más recientes detallan cómo los demonios (sí, demonios) lo contactaron a través de sus sueños, ¡ofreciéndole poderes inimaginables! ¡Pero le exigieron que encontrara una manera de ayudarlos a recuperar la Tierra! Fue entonces cuando me di cuenta de que esta... otra dimensión... era el infierno mismo. Cuando me di cuenta de su plan, Betruger había iniciado la invasión.

Dado que el teletransportador Exis no había alcanzado la funcionalidad suficiente, supongo que Betruger decidió lanzar la invasión demoníaca a Marte sin él. Sin embargo, el teletransportador Hell Outpost está listo para funcionar y es sólo cuestión de tiempo antes de que Betruger decida usarlo. Voy a intentar comunicarme con el ingeniero jefe Rhodes en las instalaciones de Enpro para desviar suficiente energía a Exis y, con un poco de suerte, crear una oleada de energía lo suficientemente grande como para destruirlo desde aquí. Sólo puedo rezar para que Dios me perdone por mi parte en todo esto... que me ayude a hacer las cosas bien. Señor salva mi alma. Richard Meyers, despidiéndose.

Advertisement